Es la pregunta del millón. Tras anunciar Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, que dona el 99% de sus acciones (la cifra escalofriante de 42.300 millones de euros) “para mejorar el mundo para las siguientes generaciones”, todos se la hacían: ¿Cuánto realmente donan los más ricos de España? ¿Somos justos con ellos? Esta investigación de Crónica rompe uno de los secretos mejor guardados de los 10 más adinerados de este país. Tras consultar su cuenta de resultados y las distintas informaciones que han proporcionado a través de sus propias fundaciones -y la confirmación de datos por buena parte de estas organizaciones- podemos dar una cifra: 1.405,2 millones, un 3,3% de lo prometido por Zuckerberg…

A nivel macro, la generosidad de la población española, estimada por el total de donaciones altruistas, está en torno al 0,1% del PIB, unos 1.300 millones de euros anuales, frente a la estadounidense que se sitúa en torno al 2,1%, recuperados ya económicamente, lo que representa unos 335.000 millones. Es decir, sumada toda la filantropía de nuestro país, se necesitarían 32 años para alcanzar el hito de Zuckerberg… ¿Por qué dan tanto en EEUU? Los impuestos ayudan. Una donación en España deducía, hasta 2014 (mejora este año), del 25% (IRPF) al 35% (empresas). En EEUU, el 100%. Fernando Morón, director de la Asociación Española de Fundraising, celebra el aporte de los ricos, mas añade que los pequeños donantes son clave. “Dar 15 euros al mes es un esfuerzo enorme para una economía familiar normal y hoy, tras la crisis, se va recuperando la aportación media, que llegó a ser un 30% más”. Coincide con Javier Nadal, presidente de la Asociación Española de Fundaciones. Aplauden la generosidad de los que menos tienen.

1. Amancio Ortega (169.200.000€) / Inditex

Es la cantidad -mínima- que ha donado el hombre más rico de España, quien, año a año, pelea la cima del podium mundial de los multimillonarios. “Desde su constitución en julio de 2001, la Fundación Amancio Ortega ha invertido más de 150 millones de euros, principalmente en dos áreas: educación y asistencia social. La evolución de la inversión ha sido creciente en paralelo a la puesta en marcha de nuevos proyectos”, confirman oficialmente a Crónica desde esta institución no lucrativa, la que gestiona una buena parte de la filantropía de Ortega, sin duda un hito al romper el secretismo que rodea al magnate. ¿A qué fines ha aportado dinero uno de los amos de Forbes? Enumeramos los más reputados, tan aplaudidos como vilipendiados en redes sociales: 17 millones para el Servizo Galego de Saúde (equipos contra el cáncer); 40 millones a Cáritas, cuatro millones al Banco de Alimentos; 28 millones a la institución benéfica Padre Rubinos; 11 millones para escuelas infantiles; más de 10 millones en becas; dos millones a damnificados del terremoto de Haití; seis millones para paliar los daños del Prestige; siete millones a Proyecto Hombre… Eso es por el lado de la Fundación Amancio Ortega. Hay que sumar los aportes de Inditex -Ortega es máximo accionista- que, además, ha donado 17 millones a Médicos Sin Fronteras (refugiados sirios, malaria, ébola…); 1,2 millones a las víctimas del terremoto de Nepal (a través de Cruz Roja, Intermón Oxfam…); con más de un millón de euros ha contribuido a sostener el Museo Reina Sofía…

2. Rafael Del Pino y familia (191.216.921€) / Ferrovial

Es la “cifra exacta” que han aportado según los datos confirmados por su propia fundación… Cuando su fallecido padre decidió dar parte de su fortuna a la Fundación Rafael del Pino, en 1999, contó con su apoyo y el de su hermana María (actual presidenta de esta organización). Él, graduado del MIT norteamericano, y ella, del IESE, conocían como el patriarca lo que este tipo de institución ayuda a la sociedad. La primera aportación de Del Pino: 114,3 millones de euros. Su fin inicial era contribuir a la educación de los mejores estudiantes españoles. Sus becas de excelencia para estudios de posgrado -Harvard, Columbia, Wharton …- han cambiado cientos de vidas. También apoyan otras causas sociales: enfermos de cáncer y lesionados medulares, esto último en memoria a su progenitor, quien quedó tetrapléjico en 2004.

3. Juan Roig Alonso y Hortensia Herrero (139.000.000€) / Mercadona

Otro empresario polémico es Roig. “En 2012, toma la decisión de, con su patrimonio personal, impulsar el mecenazgo deportivo y emprendedor”, comentan desde su compañía. Para esa tarea cede 88 millones. Una parte de ellos son canalizados por la Fundación Trinidad Alfonso, llamada así en honor a su madre. A ello hay que agregar otros 10 millones de euros que aporta la organización de su esposa, Fundación Hortensia Herrero, dedicados a “promocionar el patrimonio artístico y la cultura”, según sus estatutos. Además, Mercadona dona anualmente 4.100 toneladas de comida -a bancos de alimentos y más de 70 comedores sociales-y “colabora con distintas instituciones del ámbito educativo y de la investigación”, lo que en los últimos cinco años se puede estimar en más de 41 millones de euros.

4. Sandra Ortega Mera (100.000.000€) / Inditex

Es el cálculo de lo que han donado -al menos- tanto ella, como antes su madre, la gran filántropa Rosalía Mera, la primera esposa de Amancio Ortega, fallecida hace dos años. Buena parte gestionada a través de la Fundación Paideia Galiza, creada por Mera tras su divorcio en 1986. Sus primeros pasos estaban destinados a ayudar a la integración de personas que padecieran discapacidades. Esta solidaridad estaba impulsada por el hecho de que uno de los hijos de Rosalía Mera nació con una deficiencia mental. Centenares de chicos discapacitados consiguieron trabajo en empresas de primera línea. Asimismo ha apoyado a la música, a jóvenes voluntarios en el extranjero… Cuando en 2013, año del fallecimiento de Rosalía, la familia Mera vendió discretamente un 2% de Inditex, valorado en 1.300 millones de euros, corrió el rumor de que era para utilizarlo en acciones benéficas. Desde Paideia, “lamentan no poder” confirmar -ni “facilitar” a Crónica- este ni otros datos.

5. Isak Andic Ermay (10.000.000€) / Mango

Muy discreto, no suelta prenda de las acciones solidarias ni suyas ni de su compañía. “Preferimos no contestar pero tampoco negamos el dato”, señalan telefónicamente desde el departamento de imagen corporativa de su empresa. La cifra citada corresponde a los aportes estimados donados a las organizaciones no lucrativas con las que colabora activamente -la Fundación Princesa de Asturias, la Fundació Príncep de Girona, Fundació Ernest Lluch, Fundación Macba…- y a las políticas de responsabilidad corporativa de la multinacional.

6. Sol Daurella Comadrán y familia (29.000.000€) / Coca-Cola Iberian Partners

Su generosidad se reparte entre la fundación FERO-VHIO, dedicada a la investigación sobre cáncer y vida saludable, el Teatro Nacional de Cataluña y el Palacio de la Música Catalana. También es patrona de las fundaciones del Museo del Prado, ESADE, Empieza por educar… Sus aportes a instituciones de este ámbito, en la última década, están por encima de los cinco millones de euros. No nos lo certifican desde Coca-Cola Iberian Partners, la empresa que preside y cuya familia es accionista mayoritaria. Pero sí los datos de solidaridad de la embotelladora desde el año 2000: “10,2 millones de euros en proyectos relacionados con la cultura y la educación de la sociedad española, en especial con los jóvenes… Además de esto, en 2014 invertimos alrededor de 14 millones de euros en actividades de apoyo al deporte, acción social…”. A título personal, entre los suyos, más desprendido luce su tío Francisco Daurella quien ha creado dos museos, en Madrid y Barcelona, con su colección personal de arte.

7. Francisco y Jon Riberas Mera (5.000.000€) / Gestamp

Desde la empresa nos remiten sólo a su “memoria [corporativa] como datos oficiales”. Con los datos disponibles, podemos cuantificar en esta cantidad las aportaciones altruistas de los dueños del grupo Gestamp. “Ellos [los Riberas ] creen, como Carlos Slim [quien no presume de filantropía], que su forma de ayudar es generar trabajo”, dicen quienes les conocen. Una de las pocas instituciones con las que reconocen un acuerdo es la Fundación LQDVI (Lo que de verdad importa) que “tiene por objetivo promover valores humanos, éticos y morales universales que se encuentran alineados con los valores de Gonvarri Steel Industries y Gestamp Renewables”.

8. Víctor Grifols Roura y familia (11.792.253€) / Grifols

Gestionan sus aportes en tres fundaciones. La Fundación Probitas que, aseguran, “contribuye a la mejora de los recursos sanitarios en aquellas regiones del mundo que padecen escasez de medios o de conocimientos en el ámbito sanitario”. De 2010 a 2014 aportaron 6.732.253 euros. La Fundació Víctor Grifols i Lucas, creada en 1998, es «una institución de referencia en temas de bioética» orientada a asuntos de reflexión sobre ciencia y los límites de actuación en términos de investigación científica. En 2014 reconoce un presupuesto de 460.000 euros, más de cinco millones desde su inicio de funciones. La Fundación José Antonio Grifols Lucas, en EEUU, “proporciona ayudas… al casi un millón de personas que donan su plasma en los centros de Grifols”. Los que dan su sangre reciben entre 60 y 70 euros de paga, como propuso -con serias críticas- en España también.

9. Familia March (700.000.000€) / Banca March

Es la valoración de lo donado por esta poderosa familia desde el inicio de la Fundación Juan March -confirmada a Crónica por la propia organización-, lo que marca un antes y después en la filantropía en España. Nació, en 1955, “con el propósito de contribuir a la solución de problemas que afectan al futuro de la humanidad…”, aspiraba en sus estatutos. El aporte inicial del patriarca Juan March Ordinas deslumbraba: 300 millones de pesetas y 1,2 millones de dólares de 1955. Su intención era emular a la Fundación Rockefeller y a la Fundación Carnegie. Él, quien era en su tiempo uno de los más acaudalados del planeta, además donó “2.000 millones de pesetas en su lecho de muerte, para ser recordado como un filántropo…”, relató EL MUNDO. En 1962, año del deceso del banquero, equivalía a más de varios cientos de millones de euros actuales, contribución histórica que ningún millonario español ha alcanzado hasta hoy. Para sus críticos era un intento de lavar su imagen. La que siempre había estado marcada por su apoyo financiero a Franco, su ambición desmedida, su fuga de un centro penitenciario después de “sobornar al carcelero”, o haber sido acusado de espía y contrabandista… Lo cierto es que el aporte de la fundación de los March ha sido memorable: compró el códice del Poema del Mío Cid y lo regaló al Estado español; evitó la fuga de cerebros becando a científicos reputados; ayudó a escritores e intelectuales de la talla de Delibes, Torrente Ballester, Ferrater Mora, Carmen Martín Gaite…; apoyó miles de becas y conferencias; fundó museos y un muy largo etcétera.

10. Familia Entrecanales (50.000.000€) / Acciona

Su contribución no es inferior a esta suma. Son los que tienen el mayor número de fundaciones de este listado: F. Juan Entrecanales de Azcarate (financia ONGs), F. José Entrecanales Ibarra (educación), F. José Manuel Entrecanales (emprendimiento), F. Álvaro Entrecanales Fines (tratamientos médicos), F. Delfina (arte), F. Balia por la Infancia…

OTROS. Los citados a continuación no pertenecen actualmente al grupo de los 10 más ricos, pero su aporte es notorio… 150.000.000 €. Esther Koplowitz, desde 1995, ha donado más de 100 millones a su fundación (ancianos, discapacitados e investigación médica). Su hermana Alicia aporta otra buena cantidad.800.000.000 €. El fallecido Emilio Botín, al mando del patronato familiar, invirtió unos 400 millones en proyectos sociales. El banco Santander para estos fines, al menos, consigna la misma cantidad.

Fuente: El mundo.es