BuzoneoTal vez eres de los que piensa que el buzoneo está pasado de moda. Que ya no genera el mismo impacto que provocaba hace quince o veinte años. Que no resulta eficaz porque otros canales como el email o la publicidad en internet le han comido la tostada. Sin embargo, ¿por qué Ikea sigue repartiendo su catálogo año tras año?

1. Los consumidores siguen disfrutando de la recepción de correo
Los consumidores abren el correo físico en una suerte de experiencia, distinta de la publicidad online, que disfrutan y hasta puede resultarles placentera si lo que reciben es algo que les aporta valor real

2. La decisión de compra empieza en el buzón
Muchas de las decisiones de compra se toman cuando el usuario recibe el catálogo, la publicidad en su buzón. La cuestión es saber implementar estrategias omnicanales y conocer cómo piensa y actúa tu público.

3. Las llamadas a la acción digitales
En línea con la omnicanalidad, el buzoneo ofrece la posibilidad de combinar el soporte físico con el soporte digital a través de llamadas a la acción. Códigos promocionales canjeables en la página web, QR’s, SMS… son excelentes fórmulas que facilitan la respuesta de un usuario. Además permiten establecer la trazabilidad de la campaña.

4. Segmentación al detalle
Gracias a las herramientas de análisis de datos, las empresas de hoy tienen mucha más información acerca de sus clientes potenciales que en el pasado. De forma que la segmentación por criterios como el historial de compra, la edad, la renta, la tipología familiar o de vivienda… es ya una realidad. Una ventaja competitiva respecto a otras formas de publicidad más impersonales, y la consecuente obtención de mejores rendimientos de la inversión.

5. Formatos innovadores hechos a tu medida
Existen innumerables formatos que se adaptan a las necesidades de comunicación de todo negocio, y que causan el efecto deseado. Un catálogo, flyers, sampling… son modalidades que ayudan a captar la atención del consumidor.

6. Orientación a resultados
El éxito de una campaña reside en su capacidad para obtener los resultados deseados. Pero, ¿cómo saber si estamos alcanzando los objetivos que nos habíamos propuesto? La respuesta hemos de encontrarla en el entorno de reporting que hayamos sido capaces de implementar antes de su lanzamiento. Las herramientas de seguimiento en tiempo real son capaces de proveer información clave para controlar una campaña y en su caso adecuarla a escenarios no previstos.

Fuente: Marketingdirecto.com    Post original: Geobuzón