• El porcentaje de población que es socia o donante de una ONG en España se mantiene cerca del 20%.
  • Sin embargo, el valor de las aportaciones ha caído un 47% en los últimos ocho años, pasando de 825.609.437 € en 2006 a 488.753.577 en 2014.

En tan sólo ocho años el valor de las aportaciones de los españoles a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) ha caído un 47%. Mientras que en 2006 las contribuciones ciudadanas superaban los 800 millones de euros, en la actualidad no llega a los 500 millones. O lo que es lo mismo, un donante español hace ocho años aportaba a las ONG una cantidad media anual de 184 €, en 2014 este importe ha bajado hasta llegar a los 133€.

Esta bajada en el valor de las aportaciones contrasta con el mantenimiento del porcentaje de españoles que se declaran donante o socios de alguna ONG. Según el último Estudio de la Colaboración de los españoles con las ONG y del Perfil del Donante, lanzado por la Asociación Española de Fundraising (AEFr), el 19.6% de la población mantiene su apoyo económico a las Organizaciones No Gubernamentales, una cifra similar a la de hace dos años. Según Carmen Gayo, Presidenta de la AEFr, “Este dato muestra claramente que la ciudadanía española es consciente de la importancia del trabajo que desarrollan las ONG y por eso este incremento en el número personas que se compromete con alguna de ellas de una manera sostenible a pesar de la situación de crisis en la que estamos”.

La Asociación Española de Fundraising señala a la crisis económica y a la falta de incentivos fiscales como causantes fundamentales de la caída de las aportaciones ciudadanas. Por ello considera necesario incrementar las desgravaciones fiscales que logren aumentar la filantropía en nuestro país. Más en unos momentos como los actuales en los que las Administraciones Públicas han rebajado las ayudas a las diferentes organizaciones sociales y humanitarias.

“La viabilidad financiera de las ONG cada vez dependen más del apoyo de ciudadanos y de organizaciones privadas, y es indispensable facilitarles las herramientas necesarias, tanto fiscales como legales, para que esta colaboración pueda aumentar y de esta forma asegurar la sostenibilidad de programas que son vitales para el conjunto de nuestra sociedad”, señala Carmen Gayo.

Perfil sociodemográfico del donante español
El Estudio de la Colaboración de los españoles con las ONGs y del Perfil del Donante refleja otros datos de interés como que las mujeres (54%) están por delante de los hombres (46%) en su decisión de colaborar y que la media de la edad del donante ha bajado de los 47 a los 44 años, la gran mayoría tiene estudios universitarios, con hijos y vive en pareja.

El informe contempla que las principales situaciones que causan mayor sensibilización en la sociedad española son la lucha contra el hambre y el desarrollo de los países pobres y la ayuda a la infancia (38%), seguido del apoyo a las situaciones de emergencia (14%) y la defensa de los derechos humanos (10%).

Además, las ONG siguen situadas en el primer lugar en confianza de los ciudadanos como las entidades más adecuadas para paliar los problemas a los que se enfrenta la humanidad, por encima de otras instituciones nacionales e internacionales, y muy por delante de gobiernos, empresas y partidos políticos.

Por último, cabe señalar que las acciones de captación en calle que realizan las ONG suponen el 23% de sus nuevos colaboradores. De hecho, aunque el Face To Face es un canal cuestionado en algunas ocasiones, el 80% de los encuestados afirma que no afecta o incluso mejora la imagen de las ONG.

Fuente: Asociación Española de Fundraising