Fuente Marketingdirecto.com / A la hora de elegir un color para sus páginas web, la mayor parte de los emprendedores piensan en el color sólo en términos de atractivo y diseño. Sin embargo, el color es un factor psicológico que tiene muchísima fuerza en la toma de decisiones de compra del consumidor.

Según un reciente estudio de KISSMetrics, el 93% de los consumidores dan más importancia al color y a la apariencia que a otros factores a la hora de tomar de una decisión de compra. Además, el 85% de los clientes consideran el color es
clave en la compra de un producto. Igualmente, el reconocimiento de marca, que está vinculado directamente a la fidelidad del consumidor, se incrementa en un 80% cuando una marca utiliza los colores adecuados.

Por este motivo, subraya Adam Toren en Business Insider, es tan importante elegir el color adecuado para una marca, y más cuenta ésta es una tienda online. Dependiendo del color elegido para una tienda online, éste desencadenará diferentes reacciones de compra en el consumidor:

Amarillo: este color es joven y optimista. Conviene utilizarlo para llamar la atención del cliente. Esa recomendable no utilizarlo como color de fondo o color principal de la web.

Rojo: el rojo representa la energía. Crea sentimiento de urgencia y acelera el ritmo cardíaco. Es adecuado para estimular las compras espontáneas en los consumidores.

Azul: este color crea sentimiento de confianza y seguridad. Por esta razón, tantos bancos utilizan el azul en sus logotipos.

Verde: el verde da la impresión de riqueza. Es relajante y es empleado a menudo para atraer a consumidores con presupuestos limitados.

Naranja: es agresivo y excitante. Es adecuado para las llamadas a la acción e impulsar las ventas.

Rosa: Femenino y romántico, generalmente se usa para conectar con las mujeres y compradores tradicionales.

Negro: es poderoso y se suele emplear para comercializar productos de lujo o conectar con los compradores compulsivos.

Púrpura: es un color relajante y se encuentra habitualmente en los productos antiedad.

Una prueba del poder del color en las tiendas online es que el 52% consumidores consultados por KISSMetrics asegura que no volvería a comprar en una tienda online por razones meramente “estéticas”.