Fuente Marketingdirecto.com / Los conocidos “corporate blogs” prometen mucho potencial en el mundo digital. Sin embargo, la mayoría de las veces, éstos son sobrevalorados y traen consigo muchos riesgos para las empresas. La estrategia de un blog nace, a menudo, acompañado del lanzamiento de una página web, pensando en poder llegar a más interesados y posibles clientes. El problema empieza, cuando no se le presta un cuidado periódico al blog, generando así menos visitas y menos interés por la empresa.

Google ama los blogs

Los blogs corporativos son magnetos del tráfico de clientes. Desde la perspectiva técnica, un blog se trata de nada más y nada menos que un sistema de content management. Si bien es cierto, mientras más actualizado esté el blog, mejores resultados de visitas podrán ser contabilizadas. Pero recuerde, no piense en la cantidad de votos que adquiera su blog, piense en el lector.

Mejoran la confianza a las empresas

No es raro que a los blogs se los encasille bajo el marketing de relaciones. Y es que cuando existen publicaciones actualizadas acerca de temas de la empresa, el lector conoce más de cerca a las compañías fomentando así la confianza en su excelencia. Asimismo, se genera una mejor relación con los clientes potenciales y los clientes fijos.

Ayuda de primera mano en casos de crisis

Cuando una empresa se ve metida dentro de una crisis, lo primero que hacen los clientes es buscar información en internet. Por lo tanto, los blogs ayudan mucho en estos casos, ya que muestran en detalle la situación de la empresa y además, muestran la preocupación porque sus clientes se mantengan informados de primera mano.

Los blogs generan transparencia

La idea de que una empresa publique un blog, es porque sin duda, no tiene nada que esconder. Esta sensación de “yo te lo cuento todo”, promete muchos puntos positivos en los clientes, ya que generan mucha transparencia y brindan seguridad a los usuarios, en cuanto a que la empresa es honesta.

Feedback

Comunicar no debe ser de una vía. La posibilidad que dan los blogs creando una comunicación instantánea de dos vías, es lo que atrae de sobre manera a las empresas. Saber qué es lo que quieren u opinan sus clientes, es algo que no tiene precio. Por eso, apostar por un blog corporativo, sí merece la pena. Ahora bien, no todo es fácil. Aquí presentamos las desventajas de tener un blog corporativo.

Tiempo y costes

Muchos son los que dicen que un blog es un instrumento de marketing perfecto, ya que es gratuito. Pero, no olvidemos que el tiempo tiene un precio. Un blog merece de mucho cuidado y actualización, de lo contrario, sus visitas desvanecerán con el pasar de los días. Si se decide invertir el tiempo en un blog, los usuarios deberán recibir publicaciones actualizadas de manera periódica.

Utilizar el blog como un medio publicitario

Los usuarios que visitan un blog, no están interesados en leer publicidad. A no ser que ésta, esté sutilmente presentada. Es por eso que el contenido de los blogs deberá mantener una imagen muy pulida, para que la información interese y entretenga a los lectores.

La muerte del blog: carencia de actualidad

Un blog nace y vive de la actualización continua de textos. Si las actualizaciones son lentas y no son interesantes, las probabilidades de éxito del blog son inexistentes. Mucho cuidado con este punto, ya que además, podría generar una mala imagen para la empresa: empezar un proyecto y dejarlo morir por abandono.