Fuente Marketingdirecto.com /Los anunciantes  han incrementado sus previsiones de gasto para 2010 un 30% para la publicidad en redes sociales, un gasto que alcanzaría los 1.680 millones de dólares. Pero en el mundo de los social media hay diferentes tendencias dominantes que dictan cómo, dónde y por qué invertir ese dinero.

El efecto Facebook

No sorprende que Facebook sea el mayor beneficiario de la euforia creada por las redes sociales, sobretodo cuando se estima que los beneficios de la compañía para 2010 superen los 1.000 millones de dólares. Además, los anunciantes han empezado a competir entre sí para ser el que mayor puntuación logre en esta red, algo que ha ayudado a impulsar el crecimiento de Facebook. “Muchos de nuestros clientes ven como una necesidad gastar un montón de dinero en anuncios en Facebook, y la cantidad que otras empresas han invertido han forzado el aumento del gasto en general. Hay tanto ruido y tanta confusión en torno a Facebook actualmente que gastar una gran cantidad de dinero se ha convertido en algo necesario si quieren ser escuchados” ha afirmado Andrea Wolinetz, socia de MEC Global.

Además, existe una sensación generalizada de que la publicidad en los social media puede ofrecer un retorno de inversión. Como afirmó Neil Kleiner, director de social media para Havas Media UK, en Mashable “hemos descubierto que la publicidad en las redes sociales es muy efectiva, pero principalmente como una parte de una actividad publicitaria mayor que integre otras técnicas de social media más tradicionales. Los anuncios en los social media funcionan mejor cuando aportan interacción y compromiso. Y la interacción y el compromiso llevan a la compra”.

La fase experimental de Twitter

Después de que durante años todo el mundo se preguntara cuál sería la forma de obtener ingresos de Twitter, el site de microblogging ha lanzado diferentes podelos experimentales de negocio en los últimos meses. El principal, Promoted Tweets, que inserta temas patrocinados en los “trending topincs”.

Kleiner afirma que “los Promoted Tweets no han tenido mucha repercusión entre mis clientes”, aunque cree que suponen una buena oportunidad para “añadir valor real a una larga serie de anunciantes”. De momento, muchos de estos anunciantes se mantienen alejados de Promoted Twets, al menos mientras el programa esté limitado a la versión beta. Por otro lado, eMarketer estima que, aunque el gasto en este servicio para 2010 sea bajo, el potencial para 2011 y los años siguientes podrá ser enorme si es capaz de probar su modelo de resonancia midiendo que la efectividad de su publicidad funciona.

Los anunciantes, más interesados por la geolocalización que los consumidores

La geolocalización, una extensión de lo social, ha logrado convertirse en una de las mayores tendencias este año. Los servicios de localización ha hecho que anunciantes como Starbucks o Best Buy rápidamente hayan adoptado estos servicios alentados por la posibilidad de aumentar el tráfico a través de los programas de recompensas a los clientes. Pero hay que recordar que estos programas son experimentales todavía y muchas de las iniciativas no han logrado llegar a un público lo suficientemente amplio como para suponer un beneficio para las grandes marcas. Como recuerda Kleiner, “Foursquare es algo de lo que hablan muchos pero tiene, en comparación, una audiencia muy pequeña. Principalmente lo utiliza gente que trabaja en el mundo del marketing, no gente ‘normal”.

Eso sí, invertir en las plataformas de geolocalización es bastante más barato que competir por un espacio en Facebook.

Lo social ya no es algo pequeño

Algo que está claro es que las herramientas sociales están siendo vistas desde una perspectiva bastante más amplia de lo que las propias predicciones apuntaban. “Las campañas sociales solían ser más segmentadas que el resto de las estrategias de comunicación y marketing. Pero ahora estamos viendo lo social como una extensión de una idea de activación general que ocurre en todos los demás medios o, por otro lado, que la estrategia de marketing y comunicación es en su núcleo y desde el principio social, y estamos utilizando otros medios para conseguir conciencia y amplitud”, afirmó Wolinetz.

Y es que, aunque la inversión publicitaria en los medios sociales es pequeña en comparación con otros canales, la importancia que está teniendo en las organizaciones es de una amplitud sin precedentes. “El mayor cambio para nosotros es que ahora estamos viendo a las marcas pasar de las campañas puras a una planificación en conjunto, convirtiendo a los social media en los cimientos de una manera de llegar a los clientes todos las 24 horas del día, los 365 días del año”, comentó Kleiner.