Fuente The Slogan Magazine.com /El final de la entrega gratuita de bolsas de plástico en España parece acercarse: dos grandes cadenas de supermercados comenzaron el 1 de septiembre diferentes estrategias para acabar con las bolsas de un solo uso y así reducir la contaminación medioambiental que producen.

Se estima que las bolsas de plástico tradicionales tardan unos 400 años en descomponerse, contaminando y amenazando a muchas especies animales.

La cadena francesa Carrefour ha comenzado a eliminar las bolsas comunes de plástico y las ha sustituido por bolsas reutilizables que cuestan entre cinco céntimos la más barata y 1,60 euros la de tela. La empresa ha comenzado con sus supermercados de la Comunidad de Madrid y el País Vasco, pero espera que la medida llegue a toda su red en España el 15 de noviembre.

Eroski ha seguido otra estrategia algo más compleja, al premiar a sus clientes con un céntimo por cada bolsa tradicional que no utilicen.

Nueva publicidad

Esta iniciativa también es una evidente apuesta de publicidad. Según Teresa Serra Rexach, profesora y directora de Márketing de IE Business School, las bolsas reutilizables pueden convertirse en un soporte publicitario muy interesante, en tanto que su exposición ante el público es mayor. Las bolsas se emplean para transportar la compra del establecimiento al coche y del coche a casa.

Pero ahora, con los formatos de bolsas propuestos, la imagen de la compañía y, por lo tanto, la publicidad del punto de venta, logra un impacto y notoriedad mayores de la marca. Por ello, no se debe pasar por alto que este cambio implica también un mayor estudio de las bolsas en cuanto a su uso, el diseño y la promoción, porque supone modificar la conducta del consumidor que, en España, aún tiene poca conciencia ecológica, según apunta Serra Rexach.

Carrefour afirma que la medida está tomada por iniciativa propia, en busca de una mejora medioambiental y no económica. “La iniciativa se adelanta con mucho a la futura ley, no lo hacemos por obligación ni por un tema económico, sino que forma parte de una serie de iniciativas para la conservación y el mantenimiento del medio ambiente”, dijo a Radio Nacional de España el director de Clientes de Carrefour, Félix Rodríguez.

El supermercado insiste en que la medida no repercutirá de manera positiva en sus beneficios, pese a las estimaciones de algunos analistas publicadas en la prensa que establecen un ahorro de unos cinco millones de euros para el sector. “Hoy quitar una bolsa de plástico para Carrefour no es ahorro, porque hoy nos cuesta más quitarla que dejarla, sería muy cómodo esperar a que lo hagan otros o a que la ley nos obligue. Hoy estamos invirtiendo más de lo que nos podemos ahorrar”, añadió Rodríguez.

bolsacaca

Parte de esta inversión se está realizando en anuncios de televisión: campaña “bolsa = caca” (www.bolsacaca.com). Sin duda el medioambiente y la competencia se lo agradecerán a Carrefour.

El Plan Nacional de Residuos estima una reducción de la mitad de su consumo en 2010, pero hasta ahora es solo una recomendación. Las asociaciones de consumidores acogen la medida, pero piden que se concrete la regulación, España es el tercer país de Europa que más bolsas de plástico consume.