Fuente Baquia.com/ Si tiene que tomar una decisión de consumo, de quién se fiaría más: ¿de la opinión de un conocido, o de un anuncio? Si su respuesta es la primera opción, sepa que coincide con el 90% de los consumidores. En cambio, si delega en los anuncios, estará entre el 30% que confía en esta forma de tomar decisiones.

Estos son algunos resultados del estudio Global Online Consumer Survey, que elabora cada dos años la consultora Nielsen Online entre 25.000 internautas de 50 países. El objetivo de la investigación es identificar los canales o formatos en los que más confían los consumidores a la hora de tomar sus decisiones de consumo.

El estudio deja claro que las opiniones generadas por otros usuarios son la fuente en que más se confía, en esta época donde los consumidores han dejado de ser sujetos pasivos y han pasado a tener voz propia y activa.

De esta forma, para el 90% de los encuestados las opiniones de sus conocidos suponen la mejor recomendación, y el 70% se fía ante todo de lo que escriben otros en Internet, aunque no los conozcan personalmente. Todo lo contrario sucede con los soportes electrónicos, que no salen nada bien parados. Los soportes en que menos confían los consumidores son los resultados patrocinados en un buscador (41%), la publicidad en vídeos online (37%), los banners (33%) y los mensajes SMS (24%). En tercer lugar aparecen las webs corporativas, una fuente de fiar para el 70% de los encuestados.

 

nilsen

Jonathan Carson, presidente de Nielsen, explica que todas las formas de publicidad, excepto los anuncios en periódicos, han experimentado aumentos en los niveles de confianza en los últimos dos años, y cree que ello es debido al auge de la Web 2.0 y la participación de los usuarios:

“Es posible que la revolución 2.0 haya obligado a los anunciantes a utilizar mensajes más realistas, más cercanos a la experiencia de los consumidores que a los vaporosos ideales de los anunciantes”, explica Carson.

Comparando los resultados con la anterior edición del estudio, en abril de 2007, se observa que el patrocinio de marca es la forma que más ha aumentado en nivel de confianza, pasando del 49 al 64%. Después han crecido un 14% los anuncios antes de una película (del 38 al 52%) y un 12% las recomendaciones personales (del 78 al 90%).