Fuente Publicidadymarketingweb.com / Una tendencia cada vez mas frecuente por parte de las empresas, es sustituir costes fijos por variables, como forma de rentabilizar su cuenta de resultados. Una de las áreas que se ha incorporado con fuerza al modelo de subcontratación es la de Marketing.

Uno de los casos concretos más demostrativos de la utilidad de subcontratar servicios de Marketing externo se da con las Pymes. Recurrir a la subcontratación de empresas externas, suele dar acceso a contar con profesionales de primer nivel, expertos y con efectividad demostrada. Este tipo de proveedores, incluso, pueden ofrecer sus servicios a empresarios autónomos y/o emprendedores, si la proyección de sus iniciativas pueden ser una expectativa de futuro, además de poder cumplir el objetivo de actuar con criterios de Responsabilidad Social Corporativa “ayudando” al éxito de determinados proyectos empresariales.

¿Cuándo es rentable y efectiva la subcontratación? Veamos algunas razones que justifican la decisión:  

  • Contar con servicios multidisciplinares frente a contratar en nómina a un especialista. Un equipo externo puede afrontar más áreas de actividad y aportar soluciones mas completas. Baste plantearse cuanto cuesta tener, en una o varias personas, a un experto en estrategia, un responsable de publicidad, un experto en Marketing Directo, un experto en diseño y producción gráfica y multimedia, un experto en Marketing on line, etc. 

Ventaja de subcontratar: El cliente contrata los servicios que precisa, de acuerdo a un programa, un calendario y unas horas/mes que cubre el fee aceptado. Selección de los proveedores mas adecuados. 

  • Se convierten costes fijos en variables. Una de las razones más frecuentes para subcontratar servicios. Gran flexibilidad y, además, se liberan recursos para otros objetivos.

Ventaja de subcontratar: Mejora de la cuenta de resultados, por ahorro de sueldos, espacio de oficinas, energía, informática, etc. 

  • Actualización constante de know how. Un equipo externo está obligado a “estar al día” y actualizar permanentemente su portfolio. 

Ventaja de subcontratar: Servicios actualizados, efectividad y resultados gracias a poder responder con rapidez a las variaciones del mercado y los consumidores, además de contar con una amplia experiencia acumulada. Es una importante ventaja competitiva. 

  • Independencia de criterio. El equipo externo no está sujeto a “compromisos” ni variables internas que condicionen su operativa.  

Ventaja de subcontratar: Decisiones objetivas, profesionales y eficientes: mayor garantía de calidad en la gestión y obtención de resultados. Por otra parte, se definen con más objetividad los criterios estratégicos de la empresa. 

  • La dirección de la empresa dedica su tiempo a las actividades de gestión, y evita emplear recursos en otras actividades. 

Ventaja de subcontratar: Optimización de la actividad directiva, pudiendo incluso conciliar la labor profesional con la vida familiar.