Fuente Expansion.com  / Las redes sociales ofrecen a las pequeñas empresas la oportunidad de acceder a servicios hasta ahora exclusivos de las grandes firmas: como el márketing de masas o la búsqueda de profesionales en cualquier parte del mundo. Pero, ¿están preparadas?

Networking. Éste es el término más utilizado en las escuelas de negocios de todo el mundo. Aunque acuñado en forma anglosajona, este concepto tiene su versión en el refranero español desde tiempos inmemoriales: “Hay que tener amigos hasta en el infierno”.

¿Y por qué no en Internet? Las web 2.0, en las que son los propios usuarios quienes crean y comparten contenidos, se han convertido en un punto de encuentro virtual entre los internautas. Sólo Facebook, una de las principales redes sociales del planeta, cuenta con 200 millones de usuarios en el mundo. Gracias a su popularidad, el director de ventas de Facebook en España, Juan Diego Oliva, ha llegado a afirmar que la compañía no es una red social, “sino una empresa de tecnología que construye plataformas de comunicación”.

Los internautas comparten todo tipo de información y experiencias en estas páginas, donde entran en contacto con viejos amigos de la infancia, conocen a gente nueva o, simplemente, interactúan con su círculo más cercano, al igual que lo harían a través del móvil o del correo electrónico. De forma espontánea, los usuarios de estas redes utilizan el networking para un sinfín de aspectos de su vida diaria, desde planificar vacaciones hasta recomendarse música o libros.

Aunque algunas empresas, sobre todo las más grandes, ya han empezado a utilizar las redes sociales como una herramienta más de comunicación, las pymes “están dejando pasar la oportunidad de reinventarse”, apunta Manuel Alonso, director del Programa Superior de Publicidad Digital de IE Business School. Y es que las web 2.0 les ha cogido todavía adaptándose a la versión 1.0. En España, sólo el 12,2% de las compañías españolas tiene página web, según datos de la Asociación Española de Comercio Electrónico y Marketing Relacional (Aecem).                         Seguir leyendo…